Listado de la etiqueta: Lesiones

Tendinitis del manguito rotador

¿Os suena lo del manguito de los rotadores? Es un conjunto de músculos que se encargan de hacer rotaciones del hombro y lo estabilizan. Las principales afecciones que aparecen en un hombro doloroso son la tendinitis del manguito rotador (inflamación del tendón), bursitis (inflamación de la bursa, o bolsa serosa), o tenosinovitis (inflamación de la vaina que recubre el tendón). Hoy hablaremos en concreto de la tendinitis en esta zona.

Músculos que componen el manguito rotador

El manguito está compuesto por cuatro músculos:

  • Supraespinoso: músculo pequeño que va desde la parte posterosuperior de la escápula (omóplato) hasta la zona superior de la cabeza del húmero. Su misión es iniciar la abducción del brazo (separarlo lateralmente), ayuda en los primeros 30º. Es famoso porque su tendón causa muchos problemas por poco espacio entre los dos huesos que le crean un canal de paso, húmero y acromion.
  • Infraespinoso: músculo más grande que va desde la parte posterior más inferior de la escápula hasta la parte posterior de la cabeza del húmero. Su función es hacer rotación externa de hombro principalmente.
  • Redondo menor: músculo pequeño que va junto al infraespinoso pero más externo, y tienen una función similar.
  • Subescapular: músculo más grande que ocupa la cara anterior de la escápula, quedando entre ésta y las costillas, y que va hacia la zona anterior de la cabeza humeral. Su función es hacer rotación interna de hombro.

tendinitis manguito rotadorLos músculos cuando llegan a la cabeza del húmero se convierten en tendones para insertarse en el hueso, y estos son precisamente los que producirán el dolor en caso de tendinitis.

En muchas lesiones de hombro que empiezan con un leve dolor, si no se tratan convenientemente, la evolución puede ser hacia hombro doloroso más agudo, incluso a hombro congelado.

Síntomas de la tendinitis del manguito rotador

Lo primero es determinar dónde está el problema, ya que puede ser un músculo o varios:

Si el tendón afectado es el del supraespinoso, los síntomas serán dolor en la parte externa del hombro, especialmente en la V deltoidea, donde acaba el deltoides, habrá dolor al separar el brazo, especialmente entre 60-90º de abducción.

Si es el infraespinoso o el redondo menor, aparecerá dolor al hacer abducción y rotación interna de hombro, y al intentar hacer rotación externa contra una resistencia.

Si es el subescapular dolerá al hacer rotación externa contrarrestada.

Tratamiento de la tendinitis

Una vez hemos detectado el problema, haremos el tratamiento indicado para cada caso. Desde el punto de vista de la Fisioterapia, se pueden usar técnicas como la masoterapia (masaje del músculo), cyriax (masaje transverso profundo de la zona tendinosa), aplicar ultrasonidos, electroterapia/electroacupuntura, etc. Y es importante hacer ejercicios activo-pasivos e isométricos, que serán distintos dependiendo del músculo afectado.

Si tienes dudas de poder sufrir esta patología o estás diagnosticado y quieres empezar la rehabilitación, en Fisioterapia Eva Tello Cadarso, en el centro de Zaragoza, podemos ayudarte.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Tendinitis

Tendinitis rotuliana

Tendinitis de la pata de ganso

Tendinitis de los extensores de los dedos de los pies

Pautas para un ejercicio sano y saludable

Luxación de hombro

Pierna de tenista

Esta lesión recibe este nombre porque es una dolencia muy común entre los tenista por cómo es el mecanismo de lesión. ¿Quieres saber más sobre la pierna de tenista? Aquí tienes todo lo que necesitas saber.

¿QUÉ ES LA PIERNA DE TENISTA?

La lesión de “pierna de tenista” se trata de una elongación o desgarro parcial de la unión musculo-tendinosa del gemelo interno.

Es una lesión relativamente frecuente, que se da sobre todo en personas de edad media, por lo que también hay gente que la llama “latigazo de los cuarentones”, aunque puede ocurrir en edades más jóvenes en sujetos poco y mal entrenados, principalmente al jugar al tenis, pero como bien sabemos, las lesiones deportivas aunque sean más típicas de un deporte, no son exclusivas de él.

SÍNTOMAS DE LA PIERNA DE TENISTA

Se caracteriza por un dolor brusco e intenso en la pantorrilla, asociado a una sensación de golpe desde detrás, o de chasquido. En los casos menos graves, por un calambre puntual localizado o tenaz, o por una sensación de desgarro no dolorosa.

Un signo muy característico que nos puede indicar que se trata de esta lesión es la marcha con el pie de puntillas y la rodilla flexionada.

pierna de tenista

MÚSCULOS AFECTADOS

Otro músculo clave en esta lesión es el plantar delgado. Éste es un músculo muy fino que parte de la parte posterior de la articulación de la rodilla y baja por detrás del gemelo hacia la parte posterior del talón, cerca del tendón de Aquiles. La función del plantar delgado es la de flexionar la rodilla y hacer flexión plantar de tobillo, pero de manera muy discreta, no es un músculo potente.

Y por otra parte, el sóleo, un músculo más grande y poderoso que se encuentra también por detrás de los gemelos y va desde debajo de la rodilla hasta el talón, haciendo flexión plantar de tobillo. Es el que participa activamente para que nos mantengamos de pie.

Cuando hay algún desgarro en el gemelo interno o el sóleo, o una rotura del tendón de Aquiles, puede derivar en dolor en el plantar delgado, o al forzar al correr o saltar podemos lesionar ese músculo en sí por un sobreesfuerzo, y dar lugar a la “pierna de tenista”.

TRATAMIENTO DE LA PIERNA DE TENISTA

Por lo general, el tratamiento es conservador: reposo, antiinflamatorios y fisioterapia. La cirugía se reserva para casos más graves en los que se llega a una desinserción del gemelo interno.

Por tanto, el tratamiento consistirá en un reposo relativo, es conveniente llevar durante unos días un poco más elevada la zona del talón, de 3 a 7cm, dependiendo de la gravedad. Iremos haciendo sesiones de fisioterapia para tratar directamente la lesión y acelerar su recuperación, y al mes se harán movilizaciones suaves, para ir estirando poco a poco los gemelos, el sóleo y el plantar delgado.

La reanudación progresiva del deporte se hará cuando sea posible ponerse de puntillas y dar pequeños saltos en esa posición sin que provoque dolor.

Para llevar a cabo el tratamiento nos encontrarás en Zaragoza, en Fisioterapia Eva Tello Cadarso.

Otros artículos relacionados:

Rotura del tendón de Aquiles

¿Cuándo debemos estirar?

Calambres

Tendinitis de la pata de ganso

Inestabilidad crónica de tobillo

Existen muchos casos en los que una persona se hace un esguince de tobillo, no le da importancia, no va a ningún sitio a que le hagan el tratamiento oportuno, e incluso no le da el reposo suficiente para darle tiempo a curarse. Es cierto que hay gente más propensa a hacerse esguinces de tobillo que otra, pero también es verdad que si no se curan bien este tipo de lesiones, hay más posibilidades de volver a sufrirlas y llegar a tener inestabilidad crónica de tobillo.

¿Por qué aparece una inestabilidad crónica de tobillo?

Seguro que habéis oído historias de deportistas que se han hecho infinidad de esguinces en los tobillos y parecen no darles importancia. Pues a la larga, tienen muchas posibilidades de acabar teniendo una inestabilidad crónica de tobillo con esguinces repetidos.

Casi siempre se trata de una inestabilidad externa a raíz de una insuficiencia ligamentaria externa, provocada por la ausencia de tratamiento o al tratamiento insuficiente de un esguince inicial.

Es por ello que debo insistir en la importancia de la reeducación propioceptiva (ejercicios de equilibrio) después del esguince de tobillo, la cual, por sí misma, puede evitar muchas intervenciones quirúrgicas paliativas.inestabilidad cronica tobillo

SÍNTOMAS

Cuando ya se tiene inestabilidad, la persona se queja sobre todo de la “debilidad” de su tobillo que le suele hacer dar pasos en falso y sufrir pequeñas torceduras. La marcha sobre terreno no liso le resulta difícil, y en el caso de las mujeres, también el llevar tacón.

Esta inestabilidad puede ser la causa, a largo plazo, de artrosis de la articulación principal del tobillo, la tibiotarsiana, la cual es dolorosa y difícil de curar.

¿CÓMO PREVENIR Y TRATAR LA INESTABILIDAD CRÓNICA DE TOBILLO?

Como prevención, deberíamos curar bien los esguinces una vez nos los hemos hecho. Y como tratamiento a una inestabilidad ya producida, lo más importante es el fortalecimiento muscular. Lo haremos de manera intensiva en recorrido interno y estático.

Haremos una buena reeducación propioceptiva sobre planos inestables, y si fuese necesario, recurriríamos también al uso de plantillas para corregir la manera de pisar, o por ejemplo añadir una talonera externa en el caso de varo de la parte posterior del pie, es decir, si se apoya más con la parte externa, se corregirá para que el apoyo sea más repartido con la parte interna y el tobillo no tienda a forzarse por su parte externa.

También sería bueno recurrir a algún tipo de contención flexible, como puede ser una tobillera estabilizadora, en el momento de hacer ejercicio, y en los casos en que sea posible, como por ejemplo en el baloncesto, utilizar calzado abotinado, de manera que el tobillo quede más sujeto.

Como primera opción recurriremos al tratamiento de fisioterapia. Si este fracasara, en casos más extremos habría que recurrir a la cirugía para reparar los ligamentos dañados, retensar la zona de cápsula y ligamentos o hacer una plastia con otras estructuras cercanas, entre otras intervenciones.

Así que ya sabéis, hay que darle importancia a las lesiones aunque parezcan poca cosa, ya que una lesión mal curada puede darnos otros problemas en un futuro no muy lejano. Acudid al fisioterapeuta para que os de unas pautas y os haga el tratamiento oportuno y, de esta manera, poder evitar acabar con una inestabilidad crónica de tobillo. En Zaragoza nos puedes encontrar en Fisioterapia Eva Tello Cadarso.

Otros artículos relacionados:

Esguince de tobillo

Vendaje de tobillo

Esguince de rodilla

Inestabilidad de la rótula

Fractura de peroné

Cómo evitar sobrecargas musculares

¿Qué es una sobrecarga muscular?

La sobrecarga muscular no es una lesión en si misma, pero si no se le pone solución sí que puede derivar en una lesión real. Es la consecuencia de someter a un músculo o grupo de músculos a un esfuerzo superior al que está acostumbrado. Si quieres aprender cómo evitar sobrecargas musculares, sigue leyendo.

Suele afectar a deportistas en la mayoría de los casos, al empezar la temporada, o aumentar la intensidad del programa de entrenamiento; aunque también en trabajos en los que se realizan movimientos repetitivos o grandes esfuerzos.

 

SÍNTOMAS

Los síntomas que se notan son pesadez y falta de velocidad en la ejecución de los movimientos, e incluso dolor difuso. En el músculo lo que se aprecia con la palpación es un aumento de tono, el músculo está más tenso de lo normal.Cómo evitar sobrecargas musculares

¿CÓMO PREVENIR LAS SOBRECARGAS MUSCULARES?

En el tema deportivo, para prevenir las sobrecargas musculares hay que tener muy en cuenta los entrenamientos que se llevan a cabo. Para empezar, hay que realizar movimientos similares a los que se harán durante la práctica deportiva de manera progresiva, evitando que sean muy repetitivos. Hay algunos deportes que de por si son muy rutinarios y no hay más remedio, pero siempre que sea posible, lo mejor es ir alternado tipos de trabajo y tener un plan de entrenamiento personalizado.

Y, por supuesto, es importantísima la vuelta a la calma y los estiramientos post-ejercicio. De esta manera, como ya hemos hablado en otros artículos, conservamos una buena calidad del músculo y evitamos posibles sobrecargas.

Es muy importante dar a los músculos el reposo que necesitan. No es bueno entrenar todos los días, o por lo menos entrenar de manera intensa, ya que nuestro cuerpo necesita un proceso de recuperación. Este es también uno de los principales motivos de que aparezcan sobrecargas musculares.

Además hay que tener muy en cuenta el calzado que llevamos o que el material que utilizamos es el adecuado. A la mínima molestia que se perciba es mejor comentarlo con un experto en la materia y que nos recomiende lo que nos iría mejor.

La alimentación también juega un papel decisivo en cómo evitar sobrecargas musculares, ya que en definitiva es lo que después va a nutrir nuestros músculos, y dependiendo de la cantidad de actividad que se realice a la semana debemos regular la cantidad de nutrientes de cada tipo que nos es necesaria (hidratos de carbono, proteínas, etc).

También recomendaría acudir al fisioterapeuta para descargar la musculatura de vez en cuando como rutina, y especialmente si notamos alguna molestia o después de grandes esfuerzos.

Si evitamos que la sobrecarga muscular vaya a más, evitaremos que aparezcan verdaderas lesiones como contracturas, tendinitis, etc.  Así que ya sabéis, cuando empecéis en verano la pretemporada, tened en cuenta todos estos consejos. Y si tenéis algún síntoma de sobrecarga muscular podéis venir en Zaragoza a mi centro de fisioterapia donde os ayudaré a solucionarlo para poder seguir con el deporte sin riesgo de lesión.

Otros artículos relacionados:

Fatiga muscular

Calambres

Contractura muscular

Síndrome de sobreentrenamiento

Pautas para un ejercicio sano y saludable

¿Cuándo debemos estirar?

Ciática VS Síndrome del piramidal

El nervio ciático es el más ancho y largo del cuerpo. Comienza en la pelvis, va hasta la parte superior del muslo por detrás y se divide en dos ramas que siguen hacia abajo por la pierna. Ciática vs síndrome del piramidal: descubre cuáles son las diferencias para poder identificarlos.

¿QUÉ ES LA CIÁTICA?

ciática VS síndrome del piramidalTodos habréis oído hablar de la famosa ciática. Esta tiene lugar por un atrapamiento del nervio ciático que provoca presión, o por una lesión del nervio a nivel de la columna vertebral. Generalmente ocurre sólo en un lado, y en personas de edad media que han tenido algún episodio de lumbalgia.

En los casos en que el problema está en la columna lumbar, suele producirse porque hay una hernia discal o una protusión (fase inicial de la hernia). Los niveles en los que esto ocurre son L4-L5 (entre la 4ª y 5ª vértebras lumbares) y L5-S1 (entre la última vértebra lumbar y el sacro).

Dependiendo del nivel que esté afectado, el dolor aparece en:

  • Parte posterior de la nalga, cara posteroexterna del muslo, cara externa de la pierna y cara dorsal del pie
  • Caras posteriores de nalga, muslo y pierna y planta del pie

El dolor se acentúa con el movimiento, esfuerzos o al estar un rato de pie quieto, y se calma con reposo. En algunos casos, aparecen además hormigueos o sensación de dormido.

Lo que mucha gente no sabe es que hay otra afección menos grave que también provoca una sintomatología muy similar, el síndrome del piramidal (o piriforme).

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DEL PIRAMIDAL?

El piramidal es un músculo que se encuentra en la pelvis, y va desde el sacro hasta la zona superior del fémur. Lo peculiar de este músculo es que dependiendo de cada persona, es atravesado por el nervio ciático, o éste pasa justo por debajo. Por este motivo, cuando el músculo está contracturado puede presionar el nervio y provocar ese dolor que va desde la nalga hacia abajo.

En muchas ocasiones, este dolor va asociado a una debilidad de los músculos lumbares, glúteos e isquiotibiales (parte posterior muslo), y una torsión del sacro.

Se dice que una de las causas también puede ser el llevar la cartera en el bolsillo trasero del pantalón, hábito que tienen la mayoría de los hombres y no va nada bien, ya que al sentarse presiona justo ese punto doloroso del piramidal, además de que deja ese lado de la pelvis más elevado y puede llevar a desajustes indeseados.

TRATAMIENTO

Si alguna vez sientes un dolor de este tipo, lo primero que debes hacer es acudir al médico o al fisioterapeuta para que te hagan una valoración y poder identificar de dónde viene el problema. En casos dudosos se realiza una resonancia magnética para comprobar los daños a nivel de la columna lumbar.

Si nos encontrásemos con lesión a nivel vertebral, una hernia discal, y es un caso de excesivo dolor, incluso paralizante, habría que recurrir a la cirugía. Si no llegase a hernia, sino que es por ejemplo una protusión y el dolor no es exagerado, recurriremos a tratamiento de fisioterapia o acupuntura, sobre todo para controlar el dolor, y sería recomendable hacer ejercicios para fortalecer la espalda, tipo pilates.

Si no hay lesión en las lumbares, lo más común es que sea síndrome del piramidal. En este caso, el tratamiento es más sencillo. La tarea principal es relajar el músculo para que deje de presionar el nervio, y esto se consigue con calor, masaje, estiramientos, y a mi me gusta mucho utilizar la electroacupuntura, que sería aplicar corrientes por medio de agujas, de manera que llegan a más profundidad y es muy efectivo.

Ahora ya sabéis que si algún día notáis dolor tipo ciática, no siempre hay porqué alarmarse. Aquí en Zaragoza, puedes visitarnos en Fisioterapia Eva Tello Cadarso y te podemos valorar para ver si es factible tratarlo con fisioterapia o acupuntura.

Otros artículos relacionados:

Lumbalgia

Pilates

Sacroileitis

Beneficios de tener un buen culo

Hiperlordosis lumbar

Pubalgia

Vendaje neuromuscular

Seguramente habréis visto a muchos deportistas o atletas con unas tiras de colores pegadas en distintas partes del cuerpo. Estas tiras se llaman “kinesiotape”, y sirven para hacer el vendaje neuromuscular, que ayuda a solucionar lesiones relacionadas con el ejercicio físico.

KINESIOTAPE – VENDAJE NEUROMUSCULAR

kinesiotapeLa principal diferencia que tiene este tipo de vendaje respecto al clásico vendaje funcional, es que éste es de un material elástico que se adapta perfectamente a la piel, permitiendo el movimiento, pero dando la posibilidad de limitar en ciertos gestos la amplitud completa de movimiento y, por tanto, evitando dañar la zona lesionada, pero de una manera menos estricta que las tiras de tape.

Una de las aplicaciones de la elasticidad de este tipo de vendaje es que al poder estirarse en teoría hasta un 130-140% de su longitud, cuando se pega  sobre la piel con un estiramiento haciendo que tenga más longitud de la original, retrocerá al ser aplicado y creará una fuerza de tracción sobre la piel.

Otra ventaja que tiene el vendaje neuromuscular es que está hecho de un material poroso, lo que permite que se moje al ducharnos y el agua posteriormente se evapora, por lo que el vendaje nos puede durar hasta una semana. Aunque todo depende de la zona en la que se ponga, por ejemplo, bajo mi experiencia os puedo decir que en los pies no suele durar mucho por el constante movimiento y roce con los zapatos, en verano el sudor, etc.

EFECTOS DEL VENDAJE KINISIOLÓGICO

Ahora hablemos de para qué se usa y los beneficios que tiene. Todo dependerá de la manera en que lo apliquemos, es decir, la tensión que demos a la tira a la hora de ponerla, la zona donde la pongamos, y la forma que le demos a ésta. Algunos de los efectos que conseguiremos son los siguientes:

  • Efecto circulatorio: gracias a la elasticidad del vendaje y la manera de ponerlo. En este caso partiendo de un estiramiento de la zona a tratar (ej. en la zona lumbar, ponerlo con la persona inclinada hacia delante, en flexión lumbar), se pone el vendaje sin estirarlo. Cuando la zona a tratar vuelve a su posición inicial, aparecen unos pliegues cutáneos superficiales gracias al vendaje que tira de la piel, aumentando el espacio celular subcutáneo, donde hay capilares sanguíneos y linfáticos; de esta manera aumenta la circulación local en la zona donde se ha puesto el vendaje. Este efecto circulatorio a su vez favorece la recuperación de la lesión al aportar más nutrientes al tejido y favorecer la eliminación de toxinas.
  • Efecto analgésico: gracias al aumento del espacio celular subcutáneo, disminuye la presión de los mecanorreceptores de la zona y se reducen las señales dolorosas.
  • Efecto drenante: al mejorar la circulación local, se favorece el drenaje, por lo que es muy recomensable en zonas inflamadas. Además, con el movimiento del día a día, el kinesiotape hace un efecto “masaje” entre piel, fascia (envoltura de los músculos) y músculo que ayuda a eliminar los mediadores inflamatorios acumulados en la zona lesionada que la irritan.
  • Efecto neuromecánico: la elasticidad del vendaje hace que éste tienda a retraerse hacia el primer punto que se adhiere a la piel, por lo que es muy importante el modo de aplicación. Con el kinesiotape podemos influir en cómo se realiza un movimiento determinado, ya que modificamos los estímulos sensoriales que se mandan desde la piel o fascia al sistema nervioso central, que se encarga de regular los movimientos normales. De esta manera, dependiendo del sentido en el que se traccione la piel, podemos aumentar o disminuir el tono o estiramiento de un músculo, disminuir la fatiga muscular, evitar adherencias de las fascias, etc.

Vendaje neuromuscular o vendaje kinesiotape

Supongo que alguno se preguntará el porqué de que haya distintos colores. A parte del tema estético, se supone que también se tiene en cuenta la cromoterapia. Dicen que dependiendo del color, unos reflejan el calor (rosa) y otros el frío (azul). He de decir que aún estoy por ver a alguien que haya notado la diferencia entre uno y otro, así que simplemente es mejor elegir por el color que más te guste. Actualmente existen muchos: azul, rosa, verde, negro, color carne, amarillo, rojo, violeta, naranja, etc.

Como veis, el kinesiotape o vendaje neuromuscular tiene un mecanismo de acción que nada tiene que ver con el clásico vendaje, y está indicado principalmente para gente deportista. Se utiliza para tratar infinidad de lesiones, las más comunes tal vez sean tendinitis (hombro, rodilla, tendón de Aquiles, etc), dolores de espalda y cuello, o cualquier lesión con proceso inflamatorio.

En Zaragoza, en Fisioterapia Eva Tello Cadarso solemos aplicarlo cuando tratamos lesiones deportivas o de mecánica similar.

Otros artículos relacionados:

Vendaje de tobillo

Vendaje de rodilla

Vendaje de dedos y muñeca

Pautas para un ejercicio sano y saludable