VENDAJE DE RODILLA – INESTABILIDAD EN ROTACIÓN

Existen muchos tipos de vendaje de rodilla. Hoy os explicaré cómo hacer un vendaje funcional para la inestabilidad de rodilla, en cuanto a la rotación se refiere. Es decir, es aplicable por ejemplo tras sufrir lesiones de alguno de los ligamentos laterales, interno o externo (LLI/LLE), o cruzados de rodilla, anterior o posterior (LCA/LCP).

Puede hacerse como prevención para evitar lesiones, como sujección tras la lesión para volver a la actividad progresivamente, o como norma cada vez que se vaya a practicar algún deporte si sabemos que tenemos una inestabilidad en la rodilla, ya sea congénita o por lesiones previas que nos han dejado secuelas.

Como siempre os digo en este tipo de artículos, al principio parece un poco lioso y complicado, pero todo es cuestión de práctica, y podéis tener la chuleta para que en un momento dado os saque de un apuro. Uno mismo es complicado hacérselo, asi que mejor que pidáis ayuda, eso sí, si disponéis de un fisio, mejor que mejor. En Zaragoza, estoy en Fisioterapia Eva Tello Cadarso.

Este vendaje es más concretamente para evitar la rotación externa de tibia.

PASOS PARA HACER UN VENDAJE FUNCIONAL DE RODILLA

1) Para empezar, debemos de ponernos de pie, apoyando el talón sobre algún pequeño objeto para que el tobillo quede el ligera extensión, y mantener la rodilla también con un poco de flexión. Además, si queremos podemos colocar una pequeña almohadillita en el hueco popliteo, zona posterior de la rodilla, aunque es opcional.

2) A continuación, ponemos las tiras de anclaje, una en el muslo y otra en la pierna. Los extremos no deben coincidir exactamente, ponerlos de manera que vayan ligeramente los dos hacia arriba. Si queremos reforzar podemos poner dos.

3) Si no queremos que el vendaje quede pegado directamente sobre la piel, podemos poner pretape en la zona entre los dos anclajes, dejando la zona de la rótula libre (opcional).

4) Comenzamos con las tiras correctivas, empezamos desde el anclaje inferior. Fijamos la primera en la zona interna del anclaje inferior, damos la vuelta por la parte posterior hasta la parte externa y vamos por la parte frontal en diagonal hacia la zona interna de la rodilla hasta acabar en la zona interna del anclaje superior.

5) La segunda tira sale desde la parte antero-interna del anclaje inferior, va por la parte posterior en diagonal hacia la parte externa de la rodilla y sigue en diagonal por la parte frontal del muslo hasta la zona interna del anclaje superior de nuevo.

6) Seguimos con tiras correctivas, ahora las que salen desde el anclaje superior. La primera irá desde la zona externa en diagonal por la parte frontal del muslo hacia la zona interna de la rodilla, seguirá por la parte posterior de la pierna hacia la zona externa, hasta acabar en la zona interna del anclaje inferior.

7) Ahora ponemos otra tira que vaya desde la parte posterior-interna de la rodilla por detrás hacia la zona externa. Cortamos desde el extremo que aún no hemos pegado el tape en dos, de manera que quede entero hasta la zona externa de la rótula, y a partir de ahí separaremos las tiras.

8) Las dos tiras que nos quedan más finas, pasamos una por la parte superior de la rótula y la otra por la parte inferior, de manera que acaben las dos, una encima de otra, en la zona interna de la rodilla.

9) Podemos repetir el mismo paso pero en sentido contrario, rodeando la rótula desde la zona interna a la externa.

10) Fijamos las tiras correctivas poniendo dos tiras igual que las de anclaje, sin que coincidan justo encima de éstas.

11) Por último, cerramos el vendaje. Para ello, cortamos tiras y las colocamos de manera circular por toda la zona entre las dos primeras tiras de anclaje, cubriendo toda la superficie, menos la rótula. Recordad que los dos extremos de cada tira no tienen que coincidir exactamente, y cada tira debe estar superpuesta a la anterior, aproximadamente un tercio de la anchura. También se puede utilizar un tape elástico para cerrar el vendaje, siempre empezando desde abajo y terminando en el anclaje superior.

¡Y listo! Ya tenéis el vendaje de rodilla. Si se quisiera proteger más la rotación interna de tibia, las tiras se colocarían en el sentido contrario, pero los pasos serían los mismos.