Drenaje Linfático Manual en Zaragoza

Drenaje Linfático Manual en Zaragoza

Es una técnica que se realiza empleando las manos a través de movimientos muy lentos, suaves y repetitivos que favorecen la circulación de la linfa, mejorando así inflamaciones, cuadros edematosos y retenciones de líquidos.

El sistema linfático colabora de forma muy cercana con el sistema inmunológico, por lo que el drenaje linfático manual mejora el estado de salud en general y ejerce un papel muy beneficioso en el sistema nervioso. Es una gran forma de mejorar el sistema inmunológico.

¿Cómo nació el Drenaje Linfático Manual?

¿Cómo nació el Drenaje Linfático Manual?

Nació de la mano de los daneses Estrid y Emil Vodder hace algo más de 100 años. Se dieron cuenta de que sus pacientes mejoraban al manipular los ganglios linfáticos, un procedimiento que, hasta el momento, nadie se había atrevido a hacer.

Mientras trabajaban en un balnearios de la costa mediterránea francesa vieron que algunos pacientes con distintas enfermedades presentaban los ganglios linfáticos del cuello inflamados. Cuando los manipulaban con cuidado, se reducía su tamaño y los pacientes mejoraban su estado de salud en general.

Poco a poco comenzaron a difundir sus técnicas y con el paso de los años obtuvieron un gran reconocimientos entre la comunidad científica.

Qué hace el drenaje linfático manual

Qué hace el drenaje linfático manual

El drenaje linfático manual es una terapia que consiste en realizar sobre la piel una serie de movimientos lentos, rítmicos, armónicos y suaves que, cuando se realizan siguiendo la corriente de los conductos linfáticos, estimula el drenaje de estos conductos linfáticos, limpiando las zonas congestionadas.

Indicaciones: 

El drenaje linfático manual ha sido muy utilizado en la medicina alternativa, auqnue en la actualidad se usa cada vez más en hospitales, sobre todo en oncología, para el tratamiento de edemas traumáticos o linfedemas.

En el campo de la estética se obtienen también muy buenos resultados. Algunas de las indicaciones del drenaje linfático manual son:

  • Varices
  • Edemas (faciales, embarazo, del sistema nervioso, etc)
  • Celulitis.
  • Acné.
  • Migrañas y vértigos.
  • Piernas hinchadas o cansadas.
  • Artrosis y artritis.
  • Hematomas.
  • Hipertensión.
  • Hipotiroidismo.
  • Edemas premenstruales.
  • Problemas renales.
  • Ansiedad y estrés.
  • Afecciones en el aparato digestivo.

Beneficios del drenaje linfático manual

Beneficios:

  • Regula el equilibrio hídrico del organismo.
  • Mejora el funcionamiento del sistema linfático.
  • Mejora la circulación de retorno.
  • Depura el organismo.
  • Tiene un efecto muy sedante en el sistema nervioso.
  • Baja la presión sanguínea.
  • Estimula la función renal.
  • Estimula el sistema inmunológico.

Contraindicaciones del drenaje linfático manual

Contraindicaciones:

Aunque el drenaje linfático manual es una técnica muy suave que beneficia el estado de salud en general, no está aconsejada en estos casos:

  • Inflamaciones e infecciones agudas.
  • Edemas por insuficiencia cardiaca.
  • Hipertiroidismo.
  • Flebitis o tromboflebitis.
  • Cáncer en curso.
  • Hipotensión
  • Asma.

Por qué hacerse un drenaje linfático manual

Por qué hacerse un drenaje linfático manual

No es necesario padecer ninguna de las patologías anteriormente mencionadas para recibir un masaje de drenaje linfático manual. Se trata de un masaje placentero y con un gran beneficio en cualquier circunstancia. En pocos minutos el cuerpo se relaja muchísimo. Si tienes dudas, contacta con nosotros y te ayudaremos en lo que necesites, ¡pero te gustará tanto que repetirás!

Debido a la capacidad de depurar el organismo y evitar la retención de líquidos, el drenaje linfático manual está muy recomendado para combatir la celulitis y adelgazar, para minimizar las arrugas, evitar la flacidez o para eliminar el acné.